google-site-verification=kXpbHicOFNflG7j3CsCdsmbH7SqRwG2CGzEfJk6BTYI Saltar al contenido

Voleibol Senior Madrid

Grito de Voleibol es Pasión

¿Cuando juegas al voleibol te olvidas de todo?

Pues sí, meterte en la pista con tu balón permite desconectar después de un día intenso de estudio, trabajo, cuidado a los niños etc. ¿Te sientes identificado?

Bien…

Cuando empiezas a tocar balón junto a tus compañeros sientes como entras en calor, el cuerpo va cogiendo temperatura, sientes que eres mas ágil en los desplazamientos, las rodillas se ponen más ligeras. La hormona famosa del placer se va activando.

Después de la fase de calentamiento empieza jugar en equipo, donde la concentración juega un papel importante, ¿cómo? depende de tu actitud y compañeras será posible tener un juego fluido o se pueda convertir en momentos aburridos.

Empieza a fluir el juego, la defensa, ataque, colocación listas para dar lo mejor con el juego y pueda llegar a su máximo esplendor. Los mejores momentos se definen si las tres elementos funcionan.

Como en otros deportes el margen de error es normal, pero sí consiguen disminuir al menos un porcentaje la satisfacción de placer aumentará en el equipo.

Se convierte como una adicción querer jugar con tu equipo, sabes que juntas son más fuertes, donde todas dependen de todas. Teniendo integrado esta sensación siempre querrás más.

El juego de equipo es clave, donde todas estén compenetradas. Si existe el fallo que surja después de haber luchado por no dejar caer el balón. Sentir junto a tus compañeras estar luchando por hacer el punto, si solo es un punto, no es ganar el partido, sino avanzar en conseguir llegar hasta el deseado número 25, se convierte en pura adrenalina.

Cuando tu equipo entra en la dinámica de luchar punto a punto es una satisfacción de puro placer, meterte en ese situación hace que te olvides del mundo, ¿no?

Dirás que es una exageración pero es como la vida misma, cuando ganas un punto sientes el placer de satisfacción. Algo que sentimos con pasión los jugadores dentro de la amada pista.

Esa hora de entreno se convierte en tu propio mundo donde las preocupaciones, obligaciones pasan a un segundo plano, ¿no es maravilloso?

Tener la oportunidad de salir de la rutina aunque sea una hora a la semana nos permite sentir mejor por dentro y por fuera. Sin duda el cerebro descansa de pensar de las cargas, preocupaciones del día a día. La famosa endorfinas de la satisfacción aflora.

La practica del deporte en equipo te pone retos como la vida misma.

Quieres conocer de cerca el voleibol en Madrid. Pincha el link de abajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *